Poema en imperfección sostenida y clave de Fa

 

Te comía

a besos.

Cada centímetro de tu piel,

cada milímetro de tu ser:

Quiero tu, tu y tu.

Te mordía

cada lóbulo de tus orejas,

tremenda delicadeza pero fuego

preparando la ebullición:

¿te llevo a la pasión?

 

Pero no me ames,

no debes.

Solo disfruta de mis cuidados

de mi cariño

de mi delirio por ti.

 

Pues sería la dueña de tus deseos,

de tus sueños,

y de tus lamentos.

Y, como Hugo el de las batallas,

no quiero necesitarte

pues no puedo tenerte.

admin-ajax

image_pdfimage_print

Deja un comentario