NO TENGO MIEDO / NO TINC POR

 

 

 

No tengo miedo.
No os tengo miedo.

Pues el miedo es vuestro arma más potente, esa que os hacer tener el poder de las personas en vuestras manchadas manos.

Manchadas manos con sangre de inocentes, sin apellidos ni adjetivos. Inocentes alrededor de todo el mundo cuyo «pecado» para vosotros es vivir en libertad.

Libertad que sólo queréis para vosotros y unos pocos. Libertad que es patrimonio de todos y propiedad de absolutamente nadie. Vosotros libres; el resto, vuestros sumisos esclavos.

Sumisos esclavos a los que sometéis con el miedo y bajo el nombre de una religión que no conocéis y que no respetáis con vuestras atrocidades. La religión no mata, lo hacen las personas.

No tengo miedo, no tinc por.

La meva llibertat, la llibertat de tots és la nostra «arma», nostre tractament, la nostra cura. Viure en llibertat es la nostra religió.

No tinc por. No tengo miedo.